¡MISIÓN CUMPLIDA!

La Ciudad de México fue testigo de la décima tercera edición de la Simicarrera que, a pesar de la lluvia, logró reunir a más de 10 mil atletas que tapizaron de verde el circuito Gandhi, en Chapultepec.

Una verdadera fiesta del deporte y la solidaridad, porque, además de organizarse en favor de una causa social, en sí misma, es una prueba incluyente. Ahí están los cientos de personas de la tercera edad; aquellos que se desplazan en silla de ruedas, o bien, quienes con algún tipo de discapacidad, viven la experiencia de ayudar mediante las carreras organizadas por el Dr. Simi.



Este año, la prueba se corrió sobre 5 y 10 kilómetros, y todo lo recabado por inscripciones se donará al Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norte América, A.C. (Ciceana), organización sin fines de lucro que trabaja para garantizar el acceso al agua en comunidades de Oaxaca.

Con este donativo se beneficiarán más de 4 mil niños mazatecos de la comunidad de San Andrés Hidalgo que tendrán asegurado en sus escuelas el acceso al agua durante dos décadas.

Margie Simon, directora de Ciceana, destacó que esta alianza con Farmacias Similares, permite brindar mejores condiciones de vida a quienes más lo necesitan. Debemos resaltar que en el plano competitivo, a pesar de la llovizna persistente, la prueba resultó muy disputada: ahí está la gran muestra ofrecida por los atletas de talla internacional, José Rafael Bañales Chimal y Brenda Eunice Flores Muñoz, que impusieron sus condiciones y se proclamaron campeones absolutos en la prueba de 10 kilómetros; ambos mexicanos se llevaron 10 mil pesos, cada uno.

“Desde su nacimiento, las Simicarreras apoyan proyectos de alto impacto social, y porque tenemos la convicción de que el deporte no solo es una poderosa herramienta para prevenir enfermedades, sino una gran oportunidad para hacernos solidarios, decidimos que todas las inscripciones se donaran íntegramente para construir contenedores de agua pluvial”, dijo Víctor González Herrera, director adjunto comercial de Farmacias Similares.



En su oportunidad, Carmina González, directora del comité organizador de las pruebas, señaló: “Es alentador ver que conseguimos el objetivo y, sobre todo, comprobar que las Simicarreras son fiestas de la familia. En breve daremos a conocer cuál es el monto exacto de la donación que se entregará a Ciceana, porque somos transparentes, y así los atletas saben lo que su inscripción puede hacer por los demás”.



En la víspera, se llevó a cabo la tradicional prueba infantil, con 500 pequeños, de entre 3 y 14 años, en cinco categorías, en el Plan Sexenal.

Su inscripción también se sumará al donativo que llegará hasta las comunidades en la sierra mazateca.

Hay quien afirma que querer es poder. En las Simicarreras podemos decir: correr es ayudar, además de divertirse en familia.

Visita la galería haz click AQUÌ