Simicarreras Puebla 2015

PUEBLA, Puebla.- En una prueba de poder a poder, que se definió hasta el kilómetro nueve, el atleta veracruzano Saby Luna Aburto se proclamó bicampeón de la Simicarrera poblana, que este domingo congregó a más de 3 mil atletas.

Desde temprana hora, la ola color amarillo se apoderó del Zócalo poblano y, poco a poco, miles de familias impulsaron el esfuerzo de los atletas nacionales que aquí, comprobado está, rompieron la hegemonía de la legión keniata.

En punto de las 8 de la mañana, tras entonarse el Himno Nacional, el disparo de salida marcó el inicio de una lucha entre Saby Luna, el campeón defensor, y el africano Cosmas Kiplimo, quienes se alternaron la punta apenas rebasado el kilómetro de la prueba organizada durante ocho años ininterrumpidos por el Dr. Simi, en el Centro Histórico de la Angelópolis.

El atleta veracruzano empezaba a marcar el ritmo de la competencia y Cosmas emprendía el sprint para recuperar la vanguardia. Así consumieron cinco kilómetros, hasta que ante la sorpresa de la legión keniata, Saby Luna y Javier Vega emprendieron la huida que reventó al resto del pelotón puntero.

Saby refrendó su título y se llevó los 10 mil pesos del primer lugar absoluto en un tiempo de 30 minutos con 21 segundos. Atrás de él, Cosmas Kiplimo -un viejo conocido de las Simicarreras, con un tercer lugar el año pasado en la prueba del Distrito Federal- todavía trató de remontar, pero el cierre de Javier lo aniquiló a 500 metros de la meta.

Javier Vega detuvo el cronómetro en 30:24 y el keniata segundos después (30:35).

En la rama femenina, en tanto, se completó la barrida mexicana, cuando la maratonista olímpica Karina Pérez Delgado, a un paso de tres minutos y 34 segundos por kilómetro, se coronó en un tiempo de 35:38.

La atleta tlaxcalteca dejó atrás a sus competidoras desde el inicio de la prueba y entró en solitario a la meta; el segundo lugar general (y primero de la categoría juvenil) correspondió a Ariadna Abigail Rivera, quien paró el reloj en 37 minutos y 35 segundos. Alex Roudayna de la Huerta fue tercera (primera de la Libre), en un tiempo de 37:42.

Lo que realmente nos entusiasma es la gran respuesta que los poblanos dan a esta Simicarrera; estamos felices por el buen posicionamiento que la prueba tiene, porque se comprueba, una vez más, la ascendencia del Dr. Simi, en su misión de impulsar el deporte y, a través de él, el mensaje de que debemos rescatar valores como la honestidad y solidaridad para construir un país mejor", dijo el ingeniero Óscar de la Sierra Arámburo, vicepresidente del Grupo Por Un País Mejor, encargado de premiar a los ganadores, en representación de Víctor González Torres.

La mejor prueba de esta aceptación por parte de la comunidad fueron las imágenes de las personas que en bicicleta, al lado de la mascota o empujando una carriola vistieron de amarillo las principales arterias del centro poblano.

Desde luego, en la Angelópolis no faltaron los superhéroes como el Chapulín Colorado, los payasos y hasta un Juan Diego, que al salir de la meta soltó una paloma al aire.

"El Dr. Simi hace algo por su país; desde hace casi 18 años cambió la historia de la salud y ahora a través del deporte nos permite prevenir enfermedades crónico-degenerativas y, claro, alejar a la juventud de vicios". Mientras comenzaba la premiación de los atletas que en las cinco categorías fueron ganadores de esta 8.ª Simicarrera 10K Puebla 2015, las emociones no terminaban y la gente no se apartaba de la avenida principal, frente al palacio del Ayuntamiento, donde se pusieron en acción las Simikids, competencias para futuros atletas de entre 3 y 14 años.

Más de 400 niños, en las categorías Bambis, Tigrillos, Panteras, Liebres y Pumas, completaron el colorido y la fiesta que este domingo se vivió en Puebla.

Como es una tradición de ayuda y solidaridad, el monto de lo recaudado por inscripciones se entregó, en esta ocasión, a la Fundación Down de Puebla, Asociación Civil, que trabaja en favor de la integración social de personas con Síndrome de Down y discapacidad intelectual, de bajos recursos.