Semblanza Víctor González Torres

Visionario, filántropo y un enamorado de México, así puede describirse a Víctor González Torres.

Nacido en la Ciudad de México, el 1º de junio de 1947, se titula de contador público en la Universidad Iberoamericana, para luego iniciar una exitosa carrera profesional, que tuvo su génesis en Laboratorios Best, en 1965.

En esta empresa –propiedad de su familia- su habilidad para los negocios y liderazgo le permitieron llegar a ser su director, en 1976. Víctor González Torres siempre ha manifestado su deseo de forjar Un País Mejor, una nación justa y emprendedora, que permita a millones de mexicanos vivir bien y con salud. Por esa razón, se ha dedicado a crear empresas e instituciones sociales que no solo velan por los más desprotegidos, sino que ofrecen empleo a miles de personas en el país y fuera de él.

A lo largo de más de 50 años de trabajo, su quehacer empresarial ha dado vida a varias compañías: Plásticos Farmacéuticos (1987), Farmacias Similares (1997), Transportes Farmacéuticos Similares (1999), y Sistemas de Salud del Dr. Simi (2006).

De igual manera, su vocación altruista lo ha llevado a auspiciar organismos de asistencia social, entre ellos, Fundación Best (1994), institución que en 2007 se dividió en dos: Fundación del Dr. Simi, para atender la obra social, y Fundación Best, para la división médica.

Más adelante, surgió el Movimiento Nacional Anticorrupción (1996), la Asociación de Médicos Mexicanos en Defensa de la Salud y la Economía Familiar (2000), la Fundación Niños de Eugenia (2002), así como la Fundación Mexicana para la Defensa de los Seres Vivos (2002).

Incansable y preocupado por los demás, Víctor González Torres ha destacado como un mexicano comprometido con el bienestar de sus semejantes; de ahí que, en el 2002, emprendió la Cruzada Nacional por los Enfermos de Sida y Cáncer, que más tarde se convertiría en la Cruzada Nacional por la Salud para Todos.

Su trabajo por el bienestar social de millones de personas no ha pasado inadvertido para los mexicanos, que le reconocen como un empresario nacionalista y un impulsor de una nueva cultura de la solidaridad.

Prueba de ello es que, en 2003, instituyó la Feria Nacional del Altruismo, un evento anual en el que, por más de una década, ha reconocido a cientos de mujeres, hombres e instituciones que trabajan en favor de los más desvalidos.

La ideología y razón de ser de Víctor González Torres descansa en una frase que es ejemplo de su vida: “Dar es recibir; el que aprende a dar, al dar es muy feliz”. Por ello, sus empresas e instituciones, así como la gente que labora y colabora en ellas, se manejan bajo la filosofía de brindar salud, alimentación y herramientas de desarrollo, como programas de capacitación y educación a toda la población.

Por medio del Grupo Por Un País Mejor, Víctor González Torres ha logrado:

Más de 5,000

establecimientos de Farmacias Similares

Empleos:
20 mildirectos 40 milindirectos
6 millones

de personas compran al mes medicamentos genéricos en Farmacias Similares, lo cual les permite acceder a medicamentos de calidad al más bajo precio

En la política:

La política significa una herramienta más de servicio para Víctor González Torres, no el único camino para servir al pueblo, su trayectoria empresarial y su compromiso social demuestran que de cuna, el llamado "Dr. Simi", esta casado con el pueblo.

Harto de ser ignorado en sus denuncias de corrupción y de ser testigo de las injusticias sociales a las que están expuestos los mexicanos, decidió incursionar en la política.

En diciembre de 2003, Víctor González Torres habló por primera vez de esta posibilidad y desde entonces puso en marcha una campaña ciudadana cuyo objetivo central fue abrir los espacios de diálogo con el pueblo e impulsar una revolución cultural democrática.

Un movimiento ciudadano inédito que, paso a paso, dejó constancia de su crecimiento ininterrumpido y del poder de convocatoria de Víctor González Torres por todo el país.

Del norte a sur y de este a oeste, la campaña ciudadana –financiada en su totalidad con recursos de Víctor González Torres- se retroalimentó del reclamo popular, originando con ello malestar y temor entre la clase política.

Víctor González Torres obtuvo más de dos millones de votos en las elecciones presidenciales del 2 de julio de 2006, dos millones de ciudadanos convencidos por los hechos y no por las palabras depositaron su confianza en el primer candidato ciudadano independiente en la historia de nuestro país. Ellos no se dejaron intimidar por la campaña implementada por el IFE, que precisamente el 2 de julio en contra de la propia ley electoral, manifestó a través de carteles, que no se contabilizarían los votos emitidos por candidatos no registrados.

Esta lucha no fue en vano, a pocos días de las elecciones, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reconoció que Víctor González Torres nunca estuvo en contra de la Constitución Mexicana. Esto representó un triunfo para la sociedad; por primera vez en la historia, el cuadro en blanco que existe en las boletas electorales cobró valor y no precisamente estadístico. Víctor González Torres con la ley en la mano, festejó un triunfo más de su revolución cultural democrática.

Después del 2 de julio, Víctor González Torres se dedicó de lleno a crear nuevos proyectos que beneficien en mayor medida a los más desprotegidos. La emisión televisiva y radial, ¡Ser Feliz, Si Se Puede!, programa que funciona como puente y enlace entre los que necesitan ayuda y quienes pueden brindarla, se describe en sus palabras como: "este programa no es para divertir, es para ayudar".

A sus 69 años, Víctor González Torres afirma que ¡Ser Feliz Si Se Puede!, miles de sonrisas de personas que encontraron en él, una solución a sus enfermedades y a sus carencias lo acompañan en su sueño de construir un país mejor.

Leer más
Con hechos y no con palabras
¡Para servir a Dios y al Pueblo!